Ventajas de los Planes de Ahorros Universitarios 529 sobre los Planes de Matrícula Prepagada

Un plan de ahorros de la Sección 529 es, en muchos aspectos, una cuenta de inversión. Aunque los estados pueden establecer las reglas, la mayoría de estos planes patrocinados por el estado son en realidad administrados por compañías de fondos mutuos o administradores de fondos.

Tener un administrador de fondos a cargo de su dinero tiene muchos beneficios, incluyendo el hecho de que estas compañías contratan profesionales de inversión, quienes usted espera que obtengan un mejor rendimiento de su dinero que el estado.

Los planes de ahorros de la Sección 529 ofrecen varias ventajas sobre sus parientes de matrícula prepagada.

  • El tamaño máximo permitido de la cuenta es generalmente mucho mayor, entre $200,000 y $300,000 por beneficiario designado (dependiendo del estado en el cual usted está invirtiendo y ajustado periódicamente a medida que aumentan las matrículas y otros gastos).
  • El valor del plan se cuenta como un activo del propietario, no del estudiante, al solicitar ayuda financiera federal. Al solicitar ayuda financiera, si el propietario del plan no es el padre o el hijo, la cantidad de dinero del plan no está incluida en la fórmula de ayuda financiera federal; sin embargo, puede contarse en otras fórmulas que las universidades utilizan para determinar la concesión de ayuda financiera adicional basada en la necesidad.
  • Las distribuciones de los planes de ahorro de la Sección 529 se pueden usar para todos los gastos de educación superior calificados, no sólo para la matrícula.
  • Al planear cuánto contribuir a su plan de la Sección 529, usted no necesita proyectar los costos sólo para la escuela de pregrado; estos planes también pueden ser usados para pagar por las escuelas de posgrado.
  • Si sus ahorros no han producido ninguna ganancia (su plan vale menos que la cantidad que usted puso en él cuando comenzó a tomar las distribuciones), usted puede reclamar una pérdida en su declaración de impuestos sobre la renta en el año en que finalmente distribuyó el plan en su totalidad. Cuando la cantidad que ha podido distribuir a lo largo de los años es menor que el total de sus contribuciones (su base), puede deducir la diferencia entre su costo y la cantidad distribuida como una deducción detallada miscelánea en el Anexo A de su Formulario 1040. Esta disposición añade el insulto a la injuria: No sólo su inversión ha perdido dinero, sino que su deducción se reducirá en un 2 por ciento de su ingreso bruto ajustado.
  • Leave a Reply